El santafesino acaba de ser condenado a nueve años de prisión por organización de comercio ilícito de estupefacientes.


El fiscal general ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe, Martín Suárez Faisal confirmó que Sergio “Zurdo” Villarroel afrontará un segundo juicio por lavado de activos.

El jefe de una organización criminal dedicada al negocio de las drogas, con sede en el distrito costero de Alto Verde, en Santa Fe, fue recientemente condenado por organización de comercio ilícito de estupefacientes y “ya hay un auto de procesamiento dictado por la Justicia Federal de primera instancia respecto del delito de lavado de activos“.

“Eso quiere decir que el accionar judicial y policial no solo desbarató a esta banda, sino que también se embargaron todos sus bienes que van desde vehículos, camiones, bienes inmuebles, terrenos y hasta una embarcación. Todo eso va a quedar a merced de esa causa por el lavado de activos producto del delito de narcotráfico y eventualmente eso va a terminar con la organización”, mencionó el fiscal.

Villarroel

Villarroel

“Lo que nos pasaba hasta el momento es que se hacían esfuerzos para detener a los cabecillas de tal o cual banda y como la organización quedaba con los medios económicos subsistentes todavía seguían funcionando por más que las personas estén encarceladas y a veces seguían siendo manejadas desde la cárcel“, explicó.

Venta de drogas

El Tribunal Oral Federal de Santa Fe condenó este miércoles a Villarroel a nueve años de prisión, como autor del delito de organización de comercio ilícito de estupefacientes.

El fallo alcanzó además a su pareja, Débora Vanina Flores, quien recibió pena de cuatro años y medio de prisión por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y comercio de estupefacientes en concurso real.

Villarroel

La misma cantidad de tiempo pero por comercio de estupefacientes deberán prugar en la cárcel Luis Alberto González y Cristian Leonardo Gamarra y cuatro años Martín Andrés Beilis por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La investigación se inició en abril de 2014 con un llamado anónimo a Gendarmería, en el que denunciaban la venta de drogas en Alto Verde y señalaban a Villarroel, conocido empresario del Video Cable del distrito costero y entonces presidente del Club Defensores de Alto Verde.

Las tareas de inteligencia derivaron en una veintena de allanamientos solicitados por el fiscal federal Walter Rodríguez y realizados el 10 de diciembre de 2016, en los que el “Zurdo” y su grupo quedaron privados de la libertad.




Comentarios