Martín Gremmelspacher, presidente de la Fundación El Libro, destacó el nivel de la muestra.


El presidente de la Fundación El Libro, Martín Gremmelspacher, aseguró que “Rosario no podía seguir carente de una Feria del Libro” porque la ciudad posee festivales, encuentros artísticos y culturales de nivel nacional e internacional.

“Ya es momento de afirmar que la sinergia de esta alianza y de una ciudad movilizada por el libro y la cultura le dará seguro éxito y trascendencia”, sostuvo Gremmelspacher.

Y destacó que la Feria, inaugurada el viernes por la noche en el Centro Cultural Fontanarrosa, está “fortalecida por la presencia de las editoriales y librerías de Rosario que constituyen un verdadero orgullo para la ciudad y para todo el país”.

Feria del Libro Rosario, sábado 25 de mayo

Tras diez años de ausencia, el encuentro que reúne a grandes editoriales como emprendimientos locales, libreros, escritores y público volvió a Rosario.

Con una modalidad similar a la que posee en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la edición rosarina de la Feria del Libro tiene una característica diferente: la entrada es libre y gratuita.

La intendenta local, Mónica Fein, dijo durante la inauguración formal de la feria, cuyas puertas abrieron el jueves, que “los rosarinos y rosarinas estamos muy felices de haber recuperado nuestra Feria del Libro porque la verdad que sentíamos que nos faltaba algo”.

Feria del Libro Rosario, sábado 25 de mayo

La intendenta reseñó las acciones públicas vinculadas a la actividad literaria que realiza la ciudad como base para la llegada de la Feria del Libro.

“A través de la Semana de la Lectura, del Festival Internacional de Poesía, aportamos esta mirada pública generando este encuentro cultural”, dijo Fein, para abundar que “también lo hacen los editores, los libreros, los escritores”.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, también reivindicó el rol público en la producción cultural.

Comenzó la Feria del Libro en Rosario con una gran concurrencia de público.

“No es casual que ésta fue la primera ciudad de la Argentina que tuvo una Secretaría de Cultura, que le dio rango de secretaría a las políticas culturales”, sostuvo.

Tras la apertura oficial de la Feria del Libro, una intervención artística protagonizada por unos treinta actores y actrices rosarinos guiaron a los presentes, recitando fragmentos de literatura argentina y universal, hasta la sala donde se realizó un homenaje a Angélica Gorodischer.

En esa mesa inaugural, la escritora rosarina fue entrevistada por sus pares Patricia Suárez y Lisandro Murray.






Comentarios