El diseñador pidió ocuparse de las "cosas realmente serias que ocurren en el país" en vez de una "tontería".


Luego de la gran repercusión que tuvo el texto que subió a su perfil público en Facebook, el padre de Nahuel Guzmán aclaró que lo publicado no tenía “ningún tipo de resentimiento” hacia Jorge Sampaoli y señaló que la caricatura era “un gesto artístico”.

El diseñador gráfico se mostró molesto por las críticas que recibió en relación a ese posteo, al tiempo que consideró “una cag…” la lesión de Sergio Romero que derivó en el ingreso de su hijo a la lista de convocados para el Mundial de Rusia.

Yo hubiese querido que la trascendencia que tiene lo que hago la hubiese tenido con otro tipo de publicaciones que tiene que ver con la forma de ver estas políticas económicas, por ejemplo, y también planteadas en forma de caricaturas”, expresó en una entrevista con Radio Mitre.

El papá del “Patón” consideró que “evidentemente los medios de comunicación prefieren que la tinta huela a sangre” y señaló: “Esta indiganción me da cierta esperanza de pensar que si hay muchas personas que por esta tontería se toman el trabajo de indignarse, por cosas realmente serias que ocurren en el país, van a hacer algo mucho más interesante“.

El papá de Guzmán le dedicó una polémica caricatura a Sampaoli. (Facebook)

“Hay mucha diferencia entre una careta y una máscara. Una máscara en una caricatura es algo doblemente exagerado“, señaló el ilustrador sobre el dibujo del técnico de la Selección, la única pieza que le mostró a su hijo antes de subirla a las redes.

Sobre la charla previa con el ex arquero de Newell’s, Guzmán confirmó que no llegó a mostrarle lo que había escrito y que el “Patón” le preguntó el domingo si lo estaba haciendo “con bronca” por la situación. “Cuando lo leas, te vas a dar cuenta de que no tiene nada que ver”, le replicó al futbolista.

A mí me gusta jugar con la subjetividad de la gente, que después le da la lectura que se le canta. El texto tenía que ver con un sueño, lo quise poner a ese nivel”, comentó el papá del jugador.

En cuanto al caso de Romero, el ilustrador se mostró apenado porque tanto “Chiquito” como su hijo compartieron cuatro años en el equipo argentino y sentenció: “Nadie puede pensar nada bueno, es feo realmente que venga de ahí“.

Tras defender al “Patón” y destacarlo como un “tipo íntegro”, el diseñador también descartó la posibilidad de ensayar alguna retractación por lo expuesto. “Yo le pido disculpas al diablo nomás. A esta altura de mi vida, si no hago las cosas con cierto criterio y pensando en sostenerlo, no hago nada”, concluyó.






Comentarios