La víctima denunció que el joven de 26 años abusó de ella en dependencias del Ejército en Santo Tomé.


Un soldado voluntario que cumple funciones en dependencias del Ejército al sur de la ciudad de Santa Fe podría quedar este lunes bajo prisión preventiva por abusar sexualmente de una compañera de la fuerza mientras ambos se encontraban trabajando.

La joven fue la encargada de poner en marcha la investigación luego de presentarse ante la Comisaría de la Mujer en la capital de la provincia y allí relató lo ocurrido el último miércoles en el Batallón de Ingenieros Anfibios 121, en la vecina localidad de Santo Tomé.

“El ilícito fue cometido mientras el imputado y la víctima cumplían órdenes y realizaban tareas de doblado de uniformes“, explicó la fiscal Yanina Tolosa, encargada de acusar formalmente este domingo al muchacho de 26 años identificado por sus iniciales como AIS.

De acuerdo al testimonio recabado por el Ministerio Público de la Acusación (MPA), la violación se produjo pasado el mediodía en el depósito central de la Intendencia del predio ubicado sobre la costa del río Coronda. De acuerdo al informe que presentó un médico de la Policía de Investigaciones (PDI), la mujer “sufrió lesiones a raíz de la agresión sexual”.

Antes de reanudar el debate sobre las medidas cautelares en los Tribunales provinciales, el juez Jorge Pegassano aceptó la calificación propuesta por la Fiscalía para acusar al soldado de abuso sexual con acceso carnal, agravado por haber sido cometido por personal perteneciente a las fuerzas de seguridad en ocasión de sus funciones.

Tolosa adelantó durante la primera audiencia que espera los resultados del examen de las prendas secuestradas tanto a la víctima como al sospechoso con el objetivo de obtener y peritar muestras de ADN. Asimismo, agentes de la sección científica de la PDI comenzaron a analizar fotografías del lugar del hecho y elevaron otros reportes sobre planimetría, huellas y rastros.




Comentarios