Era trasladado en una Trafic. Entre los elementos que llevaba en su interior había 22 morteros y 236 bombas de estruendo. 


En los días previos a los festejos de Año Nuevo, se intensificaron en Rosario los controles de artefactos pirotécnicos, cuya venta y utilización está prohibida en la ciudad.

En el marco de esos operativos, se secuestró este jueves por la tarde en Ovidio Lagos al 7600 una gran cantidad de pirotecnia que era trasladada en un Renault Trafic blanco.

Se decomisó una caja con 22 morteros, 236 bombas de estruendo de 2.5 pulgadas sin marca visible, una caja de 100 tiros, una base misil de 25 tiros, tres globos aerostáticos, una caja de 20 tiros con seis unidades, un cañón de doce tiros, una caña silbadora, 20 floreritos, un tres tiros y seis unidades de cañas surtidas.





Comentarios