El presunto agresor desmintió haber golpeado a la víctima y ambos fueron trasladados a la comisaría tras el incidente.


Dos vecinos de la zona norte de Rosario fueron demorados por una agresión registrada durante una pelea de perros en la que uno de ellos intentó separar a los animales entre los que estaba la mascota del acusado.

Voceros de la Unidad Regional II informaron este miércoles que el episodio ocurrió en jurisdicción de la Comisaría 10°, donde un hombre que estaba en su casa de Anchoris y Blas Parera salió a la calle al escuchar los ladridos producto del enfrentamiento entre las criaturas. En ese momento advirtió que había un Pit Bull blanco cuyo dueño “se reía” en medio de la violenta situación.

El episodio tuvo un giro drástico cuando el denunciante consiguió separar a los perros, ya que en ese momento pasó a enfrentarse con el sospechoso antes mencionado. Si bien el presunto agresor lo negó e insistió en que “sólo hubo una pelea de perros”, el dueño de la vivienda cercana al lugar aseguró que el otro lo había golpeado con una cadena en la espalda.

Después de la discusión, el hombre que había sacado a su perro se retiró del lugar y fue interceptado sobre Blas Parera a la altura de Medrano, a una cuadra del sitio de la denuncia. Tras la intervención de la policía, ambos individuos fueron trasladados a la seccional.




Comentarios