El nuevo esquema entrará en vigencia en los próximos días a partir de que la Municipalidad promulgue el proyecto.


El Concejo Municipal aprobó este lunes en una sesión extraordinaria el nuevo cuadro de tarifas para taxis y remises de Rosario, de modo que la Municipalidad quedó facultada para promulgar un ajuste promedio del 25% en los valores del servicio público.

La bajada de bandera diurna para los taxis pasará a costar 37 pesos, cifra que se elevará a 43 en horario nocturno. La ficha respectivamente será de 1,70 y 1,90, con los mismos precios a aplicar por cada minuto de espera.

En el caso de los remises, la tarifa única para iniciar el viaje será de 46 pesos con un adicional de $2,30 por cuadra recorrida y $3,45 cada 60 segundos de espera. En ambos casos se aludió a la necesidad de reducir la brecha respecto del estudio de costos relevados en noviembre, cuando la diferencia con el esquema vigente superó el 60%.

Desde la comisión de Servicios Públicos explicaron que el ajuste fue consensuado para priorizar los viajes largos y mantener al mismo tiempo el nivel de actividad de los choferes. Ahora será el turno del Ejecutivo para ponerle fecha a la actualización de las tarifas.




Comentarios