Por 90 días quedarán sin efecto la medida que limita el ingreso de elementos a bultos de dos kilos por persona adulta que visite a un interno.


La jueza Eleonora Verón dio lugar al Habeas Corpus presentado por el Servicio Público Provincial de Defensa Penal que deja sin efecto la resolución del Servicio Penitenciario de Santa Fe que preveía una limitación en la cantidad de paquetes que cada persona puede ingresar a los reclusos en días de visitas. De esta manera se suspenderá su aplicación por 90 días.

El pasado 20 de marzo, el Servicio Penitenciario ordenó una nueva medida que limita el ingreso de elementos a bultos de dos kilos por persona adulta que visite a un interno.

Esto surgió, según se planteó desde la cartera dirigida por Maximiliano Pullaro, a raíz de la “necesidad de tener una regulación que permita la organización de la requisa para asegurar la seguridad en los penales”.

Se pretendía que lo único que ingrese sea lo que se va a consumir ese día, ya que los reclusos no tienen permitido el acopio y la manipulación de alimentos dentro de los penales y tienen asegurada las cuatro comidas diarias por parte del Estado. Cabe destacar que, en esta limitación de los dos kilos por persona, no entran la ropa ni los elementos o alimentos para los bebes”.

El Servicio Público Provincial de Defensa Penal ante esta medida presentó un Habeas Corpus en favor de los internos al que finalmente Verón hizo lugar. Por 90 días quedará sin efecto la disposición para los penales del sur de la provincia, entre ellos las unidades III (Zeballos y Richieri), V (cárcel de mujeres), VI (Francia 5200 – Ex Alcaidía Mayor), XI (Piñero) y XVI (Camino límite con Pérez).




Comentarios