Consultada sobre la suspensión de las pensiones señaló que "se hizo un uso corrupto" de ellas.


La vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti,  encabezó en Rosario la 75ª Asamblea Ordinaria del Consejo Federal de Discapacidad (Cofedis) junto al gobernador Miguel Lifschitz. Durante el acto descartó la intención del gobierno de retirar el beneficio a ese sector​.

“Hay que hacer un enorme trabajo para representar los valores de la inclusión porque todavía muchísima gente tiene dificultades para ver la complejidad de esta situación”, enfatizó.

“Hemos trabajado mucho a nivel nacional y lo que encontramos fue un Estado que tenía muchas respuestas, muchas reacciones a la temática de la discapacidad, pero regiones que no están articuladas entre sí y que no tenían en común sino el Ministerio de Salud“, describió.

Y añadió:  “Nos va tocar trabajar con mucha paciencia, con mucha solidaridad y generosidad, el tema de los gobernadores y su inclusión a la política de Estado que queremos hacer”.

Consultada sobre el recorte de las pensiones a discapacitados manifestó: “Lo que hizo el Ministerio de Desarrollo social fue dar de baja las que nada tenían que ver. Eso fue un uso absolutamente corrupto de un dinero del Estado que tendría que haber ido a personas con vulnerabilidad. Así, encontramos que había unas 8 mil pensiones que estaba a nombre de personas fallecidas, con lo cual las estaba cobrando alguien con el documento de una persona muerta, para que nos demos cuenta del nivel de desastre. Había funcionarios públicos que habían tomado esas pensiones para pagar sueldos de empresas o de emprendimientos propios

Las políticas de discapacidad no pueden depender exclusivamente de un área particular, deben ser transversales“, consideró.

Por su parte, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, reivindicó los avances en políticas públicas “para la inclusión y el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad” y la aplicación de políticas activas en los distintos niveles de gobierno.



Comentarios