Jorgelina Selerpe había solicitado que modifiquen sus condiciones de detención para poder cuidar a su bebé.


La jueza Gabriela Sansó ratificó este jueves la orden de prisión preventiva efectiva para Jorgelina Selerpe, la novia de Alan Funes, quien al igual que su pareja está imputada por uno de los homicidios que forman parte de la violenta saga de ataques por la disputa con la banda liderada por Alexis Caminos.

La joven de 24 años es considerada autora del asesinato de Marcela Díaz, hermana de Ariel “Tuby” Acosta y amiga de Adrián “Cable” Solís, dos de los presuntos integrantes de la organización enfrentada a la familia del padre de su hijo y los Ungaro. Además de aquel crimen registrado a mediados de enero en Lejarza al 5600, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) le atribuyó los delitos de asociación ilícita, tentativa de homicidio y tenencia ilegal de arma de fuego de guerra.

La “Chipi” fue capturada casi dos semanas más tarde en la zona sur y acusada formalmente junto a su novio en el marco de las causas que tienen a su cargo las fiscales Georgina Pairola y Gisela Paolicelli. En esta oportunidad, el doctor Ademar Bianchini fue quien reemplazó a las funcionarias a la hora de debatir sobre las condiciones de detención de la muchacha.

De acuerdo a la teoría de los investigadores, Selerpe forma parte de la organización que comandan los Funes con el fin de cometer diferentes tipos de delitos contra la propiedad, la libertad y la integridad física de las personas.

Si bien la joven tiene un bebé de menos de un año y su abogado Juan Pablo Audisio renovó el pedido para que su clienta pueda cumplir con arresto domiciliario, la Justicia mantuvo la prisión preventiva sin plazo.




Comentarios