Las protestas son mayoritariamente en pabellones de Piñero y Coronda. Desde el 24 de marzo solo se podrán ingresar bolsos de hasta 2 kilos.


La puesta en vigencia de una cláusula que limita le ingreso de mercadería de parte de familiares a detenidos en establecimientos carcelarios de Santa Fe, generó importantes protestas de los internos en los penales de la provincia.

La medida que se pone en vigencia el 24 de marzo y limita la entrada de bolsos o paquetes a 2 kilos de peso, prohibiendo además el ingreso de alimentos rellenos y embutidos, generó la intervención de la Defensoría General de la Provincia que preparaba la presentación de habeas corpus, para que a través de la vía judicial se prohíbe la ejecución de la nueva medida estipulada por el Servicio Penitenciario.

“Se trata de un cambio que obviamente a la población carcelaria la perjudica. No tiene razón de ser que lo justifique”, expresó Gustavo Franceschetti, al frente de la Defensoría Regional Rosario. En la actualidad no existe límite alguno. “Hasta el momento no había anda escrito que restringiera los paquetes que se ingresaban a una cárcel, siempre y cuando se tratara de un bulto razonable”, indicó, en contacto con Vía Rosario.

Según reseñaban los defensores, el descontento era generalizado en los pabellones de las cárceles y alcaidías de toda la provincia, aunque el mayor foco de conflicto estaba en las unidades penales de Piñero y Coronda.

“Se dice que había problemas con las requisas por eso se fijó un límites de peso en los bolsos. Lo cierto es que en la medida que se quiere maximizar la seguridad, se restringen derechos de los detenidos que están garantizados o simplemente no están prohibidos por la ley. No nos parece el mecanismo correcto”, se quejó Franceschetti.

La Defensoría Regional Santa Fe  ya presentó un reclamo judicial que todavía no se ha contestado. Entre este martes y miércoles vamos a hacer lo propio en los Tribunales de Rosario“, sostuvo.




Comentarios