Concentraban desde las 9 en Rioja y avenida Belgrano. Se quejan de los altos costos operativos del servicio.


Desde las 9, prestadores de servicios de transporte para personas con discapacidad realizaban una movilización por las calles del centro con la mirada puesta en repudiar los altos costos operativos, obligaciones fiscales y costo de vida. La medida es respaldada por instituciones dedicadas a la discapacidad.

La concentración estaba prevista en la intersección de calle Rioja y avenida Belgrano y fue convocada por la Asociación de Transportes Especiales de la Provincia de Santa Fe (Atraes).

El reclamo apunta a lograr, entre otros pedidos, un aumento del 4 al 8 por ciento según prestación retroactivo al mes de enero, un aumento de aranceles para 2018, que se abonen los 5 meses adeudados por el Estado Nacional, regularización de pagos de las obras sociales nacionales y planificación de nuevas políticas de manera que no se vea afectada la atención de las personas con discapacidad.

Debimos enfrentar hasta el mes de junio de 2017 aumentos del costo de vida de hasta un 25%. Las instituciones y los transportistas recibieron recién una compensación en el mes de octubre de 2017, de solo del 18%, en promedio”, mencionaros desde Atraes en un comunicado.

Desde la entidad mencionaron que la “Agencia Nacional de Discapacidad y el Ministerio de Salud de la Nación propuso realizar un nuevo estudio de costos, que a la fecha se encuentra sin terminar, y dar un nuevo aumento según éste para enero de 2018. En Febrero se nos dijo que sólo había dinero para cubrir el arancel actual. Hoy, marzo de 2018, no hay una respuesta”.

“El gobierno nacional no puede desfinanciar el sistema adeudando, como lo hace hoy, cinco meses de prestaciones en algunas áreas, que sólo agravan la problemática de este colectivo social. Con los cambios establecidos con la creación de la Agencia Nacional de Discapacidad se ha producido una desarticulación del funcionamiento actual del sistema al no contarse con una planificación adecuada que tuviera en cuenta las diversas variables que la administración pública requiere para el pago de las prestaciones”, se quejaron.




Comentarios