Hubo clausuras, allanamientos y se secuestraron prendas de vestir y repuestos que violaban lo establecido por la ley.


La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) emitió un informe sobre los operativos de verano realizados en Rosario. Detectaron una informalidad laboral del 40 por ciento.

Los inspectores visitaron 200 establecimientos, principalmente bares, restaurantes, boliches, salones de fiesta y heladerías, donde fueron relevados mil trabajadores.

Los operativos arrojaron que el 40 por ciento presentaban inconsistencias en sus declaraciones o la falta del “alta temprana” laboral. Asimismo, se controlaron 37 supermercados minoristas donde el porcentaje de trabajadores en negro fue similar.

Desde la AFIP también informaron que once comercios fueron clausurados de manera preventiva, se decomisaron gran cantidad de prendas que violan la Ley de Marcas y numerosas piezas de repuestos automovilísticos en contravención con la ley que regula la venta de autopartes y en el marco de tres causas penales, participaron de 15 allanamientos en los que se secuestró documentación.





Comentarios