Compartieron el escenario en medio de la lucha por el pago de la deuda de Nación.


El gobernador Miguel Lifschitz y el jefe de Gabinete nacional Marcos Peña participaron de la inauguración de una central termoeléctrica en Timbúes.

El grupo Albanesi puso en marcha este viernes la Central de Cogeneración. Esta obra demandó una inversión de 181 millones de dólares y aportará al sistema nacional 170 Mw de potencia instalada.

La inauguración se llevó a cabo en la nueva planta ubicada en el complejo industrial de Renova, en la ciudad de San Lorenzo. Esta iniciativa forma parte de la convocatoria que hizo el Gobierno nacional a través de la Resolución 21 de 2016, con la cual el Ministerio de Energía buscó responder a la emergencia de generación a partir de proyectos de generación térmica.

Es un modelo mucho más eficiente que otras plantas que solo producen energía ya que abastecerá de vapor a Renova“, dijo Lifschitz.

“Debemos pensar en cómo avanzar y hacia dónde. Tenemos que sustituir los sistemas obsoletos y renovarlos con nuevos sistemas de energías renovables”, agregó.

“En nuestro caso el sol no es lo más importante como en las provincias del norte y no tenemos los vientos del sur, pero tenemos potencial a través de los desechos”, mencionó.

Consultado sobre la situación vivida en el Cordón Industrial con la crisis de Oil Combustibles y Fábrica Militar, Peña sostuvo: “La Argentina está creciendo, es el crecimiento más importante de los últimos siete años”.

Esta inauguración puso frente a frente al gobernador y el jefe de Gabinete a días de que Nación haga una propuesta de pago por la deuda.





Comentarios