Germán, padre del menor, precisó que su hijo salió del estado crítico. Permanece internado desde el último viernes en la ciudad de Santa Fe. 

  • Publicado por Redacción de Vía Rosario

El bebé de un año que fue mordido por un pitbull en la ciudad de Santa Fe de a poco se recupera y en las últimas horas “salió del estado crítico y quedó sólo con asistencia respiratoria mecánica”, dijo Germán, padre del menor.

Según el sitio Aire de Santa Fe, el niño permanece internado en el hospital de niños de la ciudad capital tras ser atacado por el perro de la familia el último viernes al mediodía.

En las próximas horas el neurocirujano del nosocomio informará a la familia este miércoles sobre las dificultades motrices que puede llegar a tener el menor.

El hombre también precisó que el animal no continuará en la casa y que una asociación lo albergará.

Según comentó, su hija de cuatro años no quiere regresar a la vivienda, de noche llora y dibuja al perro atacando a su hermano.





Comentarios