Los delincuentes aprovecharon la necesidad de retirar dinero por el fin de semana largo para captar mayor cantidad de víctimas. 


Encontraron nuevamente un “pescadoren un cajero automático, esta vez ubicado en el estacionamiento del Supermercado “La Gallega” de zona noroeste, aprovechando la concurrencia de personas por el fin de semana largo y el paro bancario.

El hallazgo fue registrado en la tarde del viernes en Eva Perón y Circunvalación. Una persona dio aviso a la policía que al comisionarse en el lugar corroboró la presencia del dispositivo destinado al copiado de la banda magnética para duplicar la tarjeta para su posterior uso fraudulento.

Se le dio intervención al personal del banco que se ocupó de reestablecer el servicio del cajero y entregó el “skimmer” y su respectiva cámara.

El “Skimming” es una forma de estafa que comenzó a verse en Rosario hace tiempo, pero que el año pasado registró una seguidilla de denuncias de usuarios que luego de retirar dinero del cajero automático detectaron que sus cuentas habían sido vaciadas. Se trataba de siete personas que trabajaban en una misma empresa del centro y habían sido timados en un térmico inferior a los diez días.

Los delincuentes informáticos buscan cajeros con mucho tráfico de clientes y dejan los dispositivos colocados no más de una hora. Se estima que con cada una de estas acciones captan los datos de unos 50 usuarios.

Para disminuir la posibilidad de ser víctimas de “skimming” desde la Fiscalía Regional se recomendó observar con atención el cajero a utilizar para determinar que no tenga microcámaras camufladas y que no haya anomalías en la ranura donde se inserta la tarjeta. Además, es preciso que al colocar la clave personal se cubra el teclado con la mano para evitar que se grabe el PIN.





Comentarios