La directora destacó que los familiares del joven detenido fueron a un festival contra la violencia en Tablada.


Los organizadores de un encuentro al aire libre contra la violencia en Tablada confirmaron que el tiroteo registrado este lunes por la noche en la zona se produjo “a 300 metros” del lugar donde se llevaba a cabo el festival vecinal.

“Esto no es extraordinario. Siempre hacemos actividades en el espacio de Bulevar Seguí 75 y cuando tenemos la oportunidad, lo sacamos a la calle”, contó este martes Vilma Ludueña, directora de una escuela del barrio y responsable de El Arca de Niños y Niñas.

La docente manifestó su “impotencia” ante las dificultades para trabajar y “devolver a la vida” a los chicos de esa parte del sur rosarino. En este sentido, advirtió: “Yo no estoy para combatir la droga, sé que esos titulares venden y la gente está consumiendo eso, pero en contra de la droga tiene que estar la gente que asumió la función”.

“Hay que entrar al barrio y hacer las cosas que se deben hacer. Hay que llegar rápido a los bunkers porque si no, a estas infancias les estamos dando como única opción la delincuencia“, remarcó la maestra durante un reportaje con LT8.

Ludueña se refirió además a la situación de Alan Funes, cuya familia vive en la zona, y recordó que el joven de 19 años fue “criado en un lugar donde la droga llegaba al techo”. Tras años sin una intervención estatal adecuada, advirtió que ahora el muchacho es tratado “como Frankenstein”.

Ayer en el evento estaban familiares de él y yo voy a seguir trabajando para que estos niños puedan visibilizar un futuro mejor”, ratificó la docente en relación a la repercusión que tuvo el festival a raíz del tiroteo en las inmediaciones.






Comentarios