Los asaltos al voleo se registraron en Villa Gobernador Gálvez.


Los ladrones no se toman vacaciones y al aparecer aprovechan el descuido y la falta de personas en la calle ante las altas temperaturas.

Ayer en la comisaría de Villa Gobernador Gálvez se denunciaron cuatro hechos con el mismo modo de proceder de los delincuentes.

A bordo de una motocicleta o caminando toman por sorpresa a mujeres que aguardan el colectivo o caminan hacia la parada. Quienes advierten la intención de los malvivientes y comienzan a huir son rápidamente alcanzadas y les arrebatan las pertenencias.

En el primero de los robos ocurrió a las 8:30 en calle Fornieles y Alvear. Una empleada doméstica de 62 años fue abordada por dos ladrones en una motocicleta. La mujer al verlos comenzó a correr pero en la persecución se cayó y el malviviente le quitó las pertenencias y huyó con su  secuaz.

En esta ocasión se llevaron una mochila, una billetera con mil pesos, el documento de identidad de la víctima, su credencial de Pami, sus lentes, el celular y las llaves de su domicilio.

A las 12:30 por calle Fornieles y Juan B. Justo se registró el segundo asalto. Una mujer de 30 años se bajó del colectivo y comenzó a caminar. A pocas cuadras del lugar pasaron dos delincuentes en una motocicleta y la persiguieron hasta que la víctima nuevamente se cayó y el malhechor le robó una cartera, su DNI, 700 pesos y un celular.

Cinco horas más tarde en Garay y Juan D. Perón, a dos cuadras del asalto anterior, una señora de 51 años también fue el blanco de los delincuentes.

Iba caminando a la parada de colectivos cuando se acercaron dos ladrones a pie. Uno de ellos le exhibió una cuchilla tipo carnicero y le quitó el bolso.

Allí tenía con mil pesos, el DNI de su padre y el carnet de PAMI, antibioticos recesetados y mercaderías.

La cuarta denuncia que se radicó ayer se refería a un robo ocurrido el jueves 18 de enero a las 11 en Chile y 20 de Junio. Una joven de 21 años se encontraba esperando el colectivo cuando fue interceptada por dos delincuentes en una motocicleta.

Uno de los malvivientes se bajó y le arrancó la cartera en la que tenía 200 pesos, su DNI y el celular.






Comentarios