Aldo "Totola" Orozco ya fue declarado culpable en la causa en la que absolvieron al ex jefe policial Hugo Tognoli.


Luego de tener un papel coprotagónico en la causa en la que absolvieron al ex jefe policial Hugo Tognoli, un narcotraficante del sur santafesino se asoma a la posibilidad de un segundo juicio por venta de drogas. Según los investigadores, Aldo Orozco era el encargado de abastecer a una banda regional mientras estaba en la cárcel de Devoto.

El pedido para elevar la causa lo formuló el fiscal federal Guillermo Lega respecto de una pesquisa que tomó estado público el 28 de mayo de 2016 a partir de 23 allanamientos simultáneos para dar con los diez imputados. “Totola” estaba conectado a dicha red ilegal aunque permanecía tras las rejas desde 2014, cuando empezó a perder terreno junto con Carlos Andrés Ascaíni y se reconfiguró el mapa delictivo en Chabás y Firmat.

El “Vasco” también fue declarado culpable en el juicio al que ambos asistieron como acusados el año pasado en los Tribunales de Rosario. Lo condenaron a 10 años de prisión, dos menos que el monto acordado para Orozco. De acuerdo a fuentes oficiales, su rol en esta última banda consistía en proveer “grandes cantidades de estupefacientes” y también se hacía cargo de la logística para distribuirlos. Inicialmente lo habían identificado a través de escuchas como César, su segundo nombre.

A la hora de establecer el modus operandi, los investigadores advirtieron que la encargada de recibir la droga era la madre del principal acusado. A Liliana De Marco inclusó llegó a recomendarle que escondiera el cargamento en la casa de una vecina para eludir los allanamientos.

En la lista de imputados aparece Daniel Riera, encargado de llevar los números del negocio ilegal y guardar el dinero. Desde el Ministerio Público Fiscal apuntaron que la nómina incluye Stella Maris Franco, Daniel Farina y Luciano Ocampo bajo sospecha por guardar la mercadería. Como encargados de la venta agregaron en el último eslabón de la cadena a Emanuel Lezcano, Juan Manuel Funes, Martín Roldán y Hermes Rosales.

Finalmente, la Justicia mantiene abierta la búsqueda de S. A., el prófugo señalado como “la persona más importante en la distribución” de la droga para la operatoria de la banda.




Comentarios