Claudia Salazar fue acusada de engañar a sus clientes al prometer "la menor tasa de interés del mercado".


Una joven de 25 años fue imputada por estafar a compradores de automóviles en Rosario y la Justicia provincial sospecha que formaba parte de una organización delictiva “con gran funcionamiento”. La muchacha quedó en libertad a cambio de 200 mil pesos luego de responder por dos casos denunciados.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) señalaron a Claudia Salazar en base a escuchas telefónicas e información de redes sociales para comprobar el relato de las víctimas. Los testimonios coincidían en advertir que la muchacha se hacía pasar por representante de una concesionaria y ofrecía “bajo precio de compra con la menor tasa de interés del mercado”.

En esas primeras llamadas, la falsa vendedora pedía los datos de la tarjeta de crédito y les enviaba un cupón por Whatsapp para completar la transacción entre 45 y 60 días hábiles. Durante ese tiempo, a los clientes les llegaban gastos no autorizados por ellos. Para colmo no tenía novedades sobre el vehículo prometido y la supuesta empleada desconocía el problema o ni siquiera contestaba.

El Departamento Operativo de la Policía de Investigaciones (PDI) fue el encargado de recabar la evidencia durante 4 meses junto con el MPA. Finalmente el fiscal Mariano Ríos Artacho fue el encargado de la acusación formal ante la jueza Paula Álvarez, quien dispuso la caución para la imputada. La magistrada también dictó una prohibición para acercarse al domicilio laboral y a las personas que formaban parte del grupo de trabajo durante un año.




Comentarios