La movilización concluyó de espaldas a la sede local del Gobierno provincial y recordaron a víctimas de gatillo fácil.


Jóvenes rosarinos se movilizaron este jueves con el apoyo de organizaciones sociales y políticas para sumarse a la Marcha de la Gorra, una protesta contra la violencia institucional que también se llevó a cabo en otras ciudades argentinas.

Las agrupaciones se concentraron en la Plaza 25 de Mayo a primera hora de la tarde y hacia las 17 comenzó la procesión rumbo a las puertas de la sede local del Gobierno de Santa Fe. Allí se desplegaron diferentes banderas contra la criminalización de chicos y adolescentes de sectores populares.

“Tu seguridad nos limita, nuestra resistencia es infinita”, fue el mensaje principal que se planteó para recorrer las calles del centro de la ciudad hasta la Plaza San Martín. Allí se impulsaron reclamos por mayor presupuesto para salud y educación en paralelo con el repudio a la represión policial. También hubo pancartas para recordar a jóvenes víctimas en casos de gatillo fácil.

Por segundo año consecutivo, Rosario concretó una convocatoria acuñada originalmente hace más de una década en Córdoba, donde la tradicional cita también había sido anunciada por organizaciones locales. Al igual que en la primera edición, la bandera que estuvo al frente de las columnas recogió una de las consignas más difundidas en torno a la cuestión: “Mi cara, mi ropa, mi barrio no son delito”.




Comentarios