En el marco de un nuevo juicio por liderar una banda narco, el líder de Los Monos se quejó que nadie cuida su integridad física en el penal de Ezeiza. "Tengo miedo de que me envenenen", dijo.


El líder de la banda narcocriminal de Los Monos, Ariel “Guille” Cantero, dijo que los jueces “siempre tienen un argumento” para decir que es “el más malo de Rosario”, pero los acusó de no cuidar su “integridad física” en el penal de Ezeiza. Fue en el marco de un nuevo juicio que se le inició por liderar una banda narco desde la cárcel.

“Ustedes, los señores jueces, me están haciendo pasar un hostigamiento desde la causa anterior”, sostuvo Cantero al hacer uso de la palabra en la primera audiencia del proceso oral, y en referencia al juicio concluido hace diez días, en el que fue condenado por secuestro extorsivo.

Guille Cantero y otro juicio por narcotráfico. (Archivo)

Cantero es juzgado desde este miércoles, junto a su lugarteniente, Leandro “Gordo” Vilches, y otros 18 imputados, en un juicio por tráfico de marihuana desde el norte del país y narcomenudeo en Rosario.

También llegaron a juicio un periodista deportivo partidario de Central, Edgardo Smolsky, un policía federal que vivía con él, Cristian Negrette, y un ex candidato a senador nacional por Santa Fe, Juan José Granelli, entre otros.

Guille Cantero y otro juicio por narcotráfico (Juan José García)

Cuando el Tribunal Oral Federal 1, que dirige el debate, le preguntó a Cantero si quería hacer una manifestación, se quejó de las condiciones de detención en Ezeiza. “Ustedes, junto al fiscal (Federico Reynares Solari), me hacen pasar malos momentos porque no se hacen cargo de mi integridad física y dejan que el Servicio (Penitenciario) haga conmigo lo que quiere”, se quejó.

Luego, relató que hizo huelga de hambre y que quemó un colchón en la unidad penal porque no lo dejan comunicarse con su familia. “Estoy mal dormido, mal comido, tengo miedo de que acá el servicio me envenene”, sostuvo Cantero, quien se negó a contestar preguntas.

Guille Cantero y otro juicio por narcotráfico

Cuando le preguntaron por sus datos filiatorios, respondió: “La rata de laboratorio Contreras me llamo”, en referencia a su apellido materno, y sobre su ocupación dijo: “Vago de nacimiento”.

(Télam)




Comentarios