Rechazaron su designación en asamblea. Varias agrupaciones culturales también mostraron su disconformismo con el nombramiento del escritor.


Los trabajadores de la Biblioteca Argentina “Dr. Juan Álvarez” repudiaron el nombramiento de Marcelo Scalona como director de la entidad y de la Editorial Municipal, y pidieron que el elegido sea designado por concurso. Varias instituciones de la cultura rosarina se sumaron al pedido.

El nombramiento de Scalona que hizo el intendente electo, Pablo Javkin, no cayó nada bien en el círculo de intelectuales locales por la demanda de casi $11 millones que en su momento le realizó a la Biblioteca Vigil en concepto de honorarios.

Pese a que la Justicia rechazó el pedido, el proceder de Scalona fue criticado al considerarse que la Vigil es fruto de una “construcción popular que sufrió el genocidio cultural durante la última dictadura”, y que la forma de proceder del escritor y abogado “evidencian su falta de ética y de comportamiento democrático”, según la Agrupación Libre y Autónoma de Letras (Ala Letra) de la UNR.

“Es evidente que alguien que intenta sacar provecho personal y económico demandando a una institución histórica de esta ciudad que, muy avanzada la democracia, está reponiéndose del saqueo del Proceso, tras una extensa lucha, no debería ocupar cargos de gestión pública”, añadieron desde la agrupación.

Por su parte, la Asociación de Graduados en Letras de Rosario sumó: “Consideramos que una persona que atenta inescrupulosamente contra una Asociación Civil y Mutual (tal el caso de la Biblioteca Vigil) no debería ocupar los cargos públicos para los cuales podría ser designado”.

A esto se añaden las críticas del colectivo Ni Una Menos Rosario, lo cuestionó porque “hace pocos meses Scalona embistió contra una periodista por una nota en la que no fue incluido. Una actitud misógina que generó diferentes críticas en la ciudad”. La referencia es a un escrache vía redes sociales que el escritor hizo a una comunicadora por no haber nombrado a Rosario 12 a la hora de un relevamiento de los diarios de la ciudad.

Apoyándose en esto, los propios trabajadores de la Biblioteca Argentina pidieron que se respete a la actual directora en funciones hasta tanto se realice una transición ordenada, y exigieron que las nuevas autoridades sean designadas a través de un concurso interno de la Municipalidad a profesionales que aspiren al cargo. “Les Trabajadores estamos alertas en defensa de lo público. La Biblioteca Argentina es de TODES!!!”, cierra el comunicado.




Comentarios