El año pasado se habían pagado más de $7 millones a la empresa "Nomerobo" para la compra de pan dulces.


La Municipalidad de Rosario llamó a licitación pública para la compra de 170 mil budines por $6.800.000. La medida llega justo un año después de la polémica adjudicación por $10 millones para la compra de 340 mil pan dulces y budines para las fiestas pasadas.

En aquella oportunidad, la concejala de Juntos por el Cambio, Germana Figueroa Casas, realizó un primer pedido de informes por el pago de $7.134.900 por la compra de 170.000 pan dulces de alrededor de 400 gramos, a la empresa “Nomerobo” S.A. Luego realizó un segundo pedido de informes por el pago de $2.567.000 a Pampa Global Trade para la adquisición de 170.000 budines.

Lo que Figueroa Casas preguntó en aquella ocasión era quiénes eran los destinatarios de estos productos y con qué criterios se distribuían y se entregaban. “Se calcula que en la ciudad hay alrededor de 350.000 hogares, por lo que cada uno debería haber recibido un pan dulce o un budín para las fiestas”, había destacado la edila y recordó ON24.

Por otra parte, la concejala solicitó que el Ejecutivo informe la razón por la que la licitación no se hizo fraccionada tal como establece la ordenanza, con el fin de permitir a pymes y cooperativas de trabajo participar.

A un año de esto, la Dirección General de Gestión Territorial reiteró la licitación por 170 mil budines sin frutas, por un valor de $6.796.600,00.




Comentarios