Su excuñada Lorena Verdún se sentará en el banquillo de los acusados dos días antes por otra causa sobre drogas.


El condenado jefe de la organización criminal “Los Monos”, Ariel Máximo Cantero hijo irá a juicio a fin de mes por un secuestro extorsivo que ordenó desde la prisión. Dos días antes, su excuñada Lorena Verdún será protagonista de otro proceso paralelo ligado a una causa sobre narcotráfico.

“Guille” se sentará en el banquillo de los acusados desde el 23 de octubre ante el Tribunal Oral Federal en lo Criminal 3 de Rosario como presunto organizador de un plan que salió mal en 2017 y tuvo como víctima equivocada al hijo de un carnicero.

De acuerdo con la investigación, el 9 de septiembre alrededor de las 19.30, dos hombres que se movían en un auto capturaron al joven en la esquina de Bulevar Seguí y Espinillo.

“Le cubrieron la cabeza y, tras circular durante un tiempo, el hombre fue obligado a descender en un galpón, donde también permaneció con los ojos cubiertos“, señala el requerimiento de elevación a juicio, al que accedió Télam.

En ese momento, los secuestradores advirtieron que la víctima no era la persona que querían secuestrar para pedir rescate y se comunicaron telefónicamente con Cantero -que estaba preso-, a quien le dijeron que se habían “confundido feo”​, ya que no coincidían los rasgos físicos ni la ropa de la persona que pretendían raptar.

En las escuchas telefónicas que fueron incorporadas al expediente, quedó establecido que “Guille” pidió hablar con la víctima, quien le refirió que trabajaba en una empresa metalúrgica y que su padre era carnicero, lo cual corroboró que efectivamente habían secuestrado a la persona equivocada.

“Una vez asumida la confusión, Cantero comunicó a sus cómplices la intención de aprovechar la consumada privación de la libertad del hombre para obtener una disposición patrimonial a cambio de su liberación, lo que se materializó a través de la exigencia de ‘un par de kilos de asado’“, señala la acusación.

El joven fue liberado un rato más tarde sano y salvo luego del cobro del rescate.

Uno de los acusados de ejecutar el secuestro, Ezequiel David “Parásito” Fernández, fue acribillado a balazos el 17 de abril de 2018 en un triple crimen registrado en Granadero Baigorria.

Su hermano Nahuel Fernández fue otro de los sospechosos detenidos tras el secuestro, aunque fue finalmente desligado del caso, por lo que Cantero será el único acusado en el juicio previsto para el 23 y 24 de este mes.

El jefe de “Los Monos” suma dos condenas previas a este juicio. Por un lado recibió una pena de 22 años de reclusión por homicidio y como organizador de una asociación ilícita y otra de 15 como líder la banda narco desarticulada a fines de 2015 tras el operativo “Los Patrones”.

Lorena Verdún fue absuelta en el marco de la megacausa que se tramitó en los Tribunales provinciales. (Juanjo García)

Por otra parte, el 21 de octubre llegará a juicio Lorena Miriam Verdún, ex pareja del hermano de Claudio Ariel Cantero, asesinado en mayo de 2013 en Villa Gobernador Gálvez.

La madre de los hijos del “Pájaro” fue absuelta en el juicio a “Los Monos” a principios de 2018. Sin embargo, está acusada por narcotráfico en una causa menor que tiene otros dos procesados: Celso Fernández y Dora Insaurralde.

La causa se inició en 2010 con la investigación de un búnker de venta de drogas de la zona sur, donde fue detenido el primero de los presuntos cómplices.

Como domicilio ligado a ese punto de venta, la policía allanó la vivienda donde residía Insaurralde, de la que también secuestró drogas y dinero: en total fueron 210 gramos de cocaína y poco menos de un 1,5 kilos de marihuana.

Según la causa, Verdún estaba en ese domicilio y “alegó que había ido a tomar mate”. No obstante, en su moto secuestraron 17 mil pesos en efectivo y 32 cheques por 119 mil pesos.




Comentarios