Los abogados del club acusan al entrenador de Rosario Central por daño deportivo e incumplimiento de contrato.


Los representantes legales de Colón de Santa Fe confirmaron este martes la presentación de una demanda por incumplimiento de contrato contra Paolo Montero, quien rescindió su vínculo a fines de 2016 para incorporarse a Rosario Central.

Según el abogado Raúl Dadea, el club le reclama al entrenador canalla una cifra de entre 500 y 600 mil dólares, correspondiente al tiempo que faltó para cumplir con el contrato que tenía firmado con la entidad sabalera.

Además de la cuestión contractual, el letrado indicó que el reglamento internacional contempla la figura de “daño deportivo” y especificó que se aplica por analogía a los DT el punto 1 del artículo 17 sobre los jugadores.

En contacto con La Red de Santa Fe, Dadea manifestó que Colón había buscado llegar a un acuerdo con el uruguayo. Aunque “no es intención llegar a instancias mayores”, advirtió que no descartan presentarse ante la Justicia ordinaria ante la falta de respuestas del técnico.






Comentarios