La empresa que provee a las fábricas de General Motors y Honda quiere reducir un 10% su plantilla.


La planta de Adient Rosario anunció este domingo la desvinculación de 26 empleados a través de un programa de retiros voluntarios en sus instalaciones de Pueblo Esther, unos 10 kilómetros al sur de Rosario.

Los 230 trabajadores de la ex Johnson Controls recibieron la propuesta el martes pasado en una asamblea de dos horas realizada en la sede del Smata (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina),informó una fuente de los trabajadores a Télam.

Participaron de ese encuentro el subsecretario gremial Sergio Pignanelli -hijo de Ricardo, el secretario general- y el secretario general del Smata Rosario, Marcelo Barros, explicaron voceros gremiales.

Los dirigentes sindicales señalaron durante el cónclave que “la empresa ofrece a partir de este lunes 26 retiros voluntarios, con una indemnización del doble de la correspondiente por el convenio, y esperará una semana para ver si reúne ese número de trabajadores”. En caso de que no sea así, advirtieron que el lunes siguiente empezarían “a llamar gente de una lista, según la Ley de Contrato de Trabajo”.

En este sentido, “un dirigente de Smata propuso una moción de que los delegados llamaran a los trabajadores que están en esa lista, pero esa propuesta fue rechazada por un 70 por ciento“.

La planta de Adient produce los asientos y los tapizados del automóvil Cruze, que se fabrica en la vecina fábrica de General Motors (GM) en Alvear, así como los de la camioneta HRV, que Honda produce en la planta de la ciudad bonaerense de Campana.





Comentarios