La solicitad es en respuesta a las críticas opositoras, que plantean la existencia de importantes deudas por parte del municipio.


Ante los reclamos de la oposición por presuntas grandes deudas contraídas por el municipio, la intendenta Mónica Fein solicitó una auditoría de su gestión al Tribunal Municipal de Cuentas, para dar a conocer la situación económica y financiera de las arcas públicas locales.

Fein solicitó este miércoles a la presidenta del Tribunal Municipal de Cuentas, María Inés Velázquez, la realización de una auditoría sobre el estado de situación económico y financiero del municipio, con miras al cambio de gestión previsto para el próximo 10 de diciembre y la culminación de su segundo mandato consecutivo a cargo del Ejecutivo local.

La mandataria peticionó formalmente la auditoria de corte al 30 de noviembre de 2019 al Tribunal Municipal de Cuentas en su carácter de órgano de contralor externo y en el marco de las competencias previstas en la Ordenanza Nº 7767.

“Siempre estuve convencida de que el principio de transparencia en la gestión pública es uno de los pilares sobre los que se asienta esta forma de gobierno democrática y el control de los actos de gobierno un requisito esencial del sistema republicano”, sostuvo la mandataria en la solicitud.

En la misma que pidió además que el resultado de la auditoría sea informado al Ejecutivo y al Concejo Municipal para que “pueda ser conocido por todos los habitantes de Rosario, destinatarios naturales de las políticas públicas”.

A través de su cuenta de Twitter, la intendenta comunicó la decisión, y remarcó: “Desde el primer día de mi gestión hemos entendido que la rendición de cuentas y la transparencia de los números es una obligación que tenemos quienes hemos sido elegidos por el pueblo para gobernar”.





Comentarios