Los embutidos registraron un incremento entre 20 y 25 por ciento.


La corrida cambiaria ha afectado a todos los rubros y las carnicerías no fueron la excepción. Los comercios locales ya acusaron recibo por la devaluación y comenzaron a retocar los precios.

Esta semana hemos recibido la carme con un aumento entre el ocho y diez por ciento en la media res“, detalló Luciano García que trabaja en una carnicería del centro.

“Fue de un día para el otro, no hubo ninguna explicación. Esto implica que todos los cortes de carne se incrementen“, aseguró.

Y agregó: “No hay manera de aguantar un aumento dado los costos que venimos teniendo y los servicios“.

Los cortes más baratos como el brazuelo ya rondan los 250 pesos, la costeleta los 230 y el asado los 270, según detalló el comerciante. Por su parte, “el cerdo aumentó entre tres y cinco por ciento” antes del aumento del dólar y los embutidos entre 20 y 25 por ciento.





Comentarios