Fiscales y funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación dieron detalles del operativo de este martes.


Tras el megaoperativo desarrollado este martes en horas de la madrugada, que derivó en 33 allanamientos en los barrios La Tablada, República den la Sexta, y hasta incluyó pesquisas en celdas del penal de Piñero y en el Instituto de Recuperación del Adolescente (IRAR), Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación y y del Ministerio Público de la Acusación (MPA) brindaron detalles del accionar desarrollado.

En una sede de la Policía Federal colmada de mercadería secuestrado en el marco de irrupciones simultáneas, el fiscal Adrián Spelta sostuvo que “se trabajó durante tres meses” sobre una serie de denuncias vinculadas a delitos contra la propiedad, como escruches, uso y tenencia indebida de arma de fuego, que confluían en la presunción de la existencia de una banda organizada.

Pero la investigación incluyó además la vinculación con hechos de sangre entre los Funes- la familia detrás de los robos en viviendas- y los Camino. “Creemos que los sospechosos fueron los responsables de un serie de homicidios e intentos de homicidios registrados durante 2016 y 2017 en los monoblocks de barrio Municipal”, manifestó Spelta, integrante de la unidad de Homicidios del MPA.

En total hubo 14 detenidos. “Diez fueron puestos a disposición de la justicia santafesina y otros cuatro que tendrán que enfrentar el fuero federal”, mencionó Spelta tras el despliegue que incluyó el despliegue agentes del Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF).

“Con las fuerzas federales trabajamos en la tarea de inteligencia que nos permitieron definir los domicilios sospechosos y bajo la presunción que la banda desarticulada también podría tener vínculos con el narcotráfico es que dimos constante intervención a la justicia federal que estaba notificada de las actuaciones a realizar hoy”, dijo el funcionario del MPA

Pero las acciones desplegadas  mayoritariamente en la Tablada y República de la Sexta dejaron dos prófugos sensibles para la causa. “Se trata de dos sujetos vinculados a la familia Funes, puntualmente un joven que porta ese apellido y es apodado ‘Lamparita’ y otra persona de apellido Fernández, alias “Pelo Duro”, dijo Spelta.

Con respecto a los allanamientos concretados en penal de Piñero y en el IRAR se confirmó que se trabjó en una celda de la cada institución. “En una está detenido el hermano de ‘Lamparita’ y desde allí se comunicaba con el muchacho prófugo y algo similar pasaba desde le IRAR. Entendemos que desde ambos establecimeintos se digitaban los movimientos de la banda”, puntualizó el fiscal.






Comentarios