Es una prueba piloto va en sintonía con el plan de liberar sedes policiales.


El plan de mantener comisarías libres de detenidos que empezó a a gestarse desde hace algunos meses con el traslado de presos a establecimientos carcelarios registrará desde este miércoles un nuevo avance.

“Cualquier persona que sea aprehendida en Rosario y que tenga formación de causa por parte de la fiscalía será trasladada a un pabellón de la Unidad Penitenciaria N° 6 de Francia al 5200“, explicó Pablo Cococcioni, secretario de Asuntos Penitenciarios, en contacto con Vía Rosario.

El sospechoso que antes aguardaba la audiencia imputativa en una seccional, lo hará ahora en una sede carcelaria. “Lo mismo ocurrirá con alguien aprehendido en flagrancia, siempre y cuando lo autorice el fiscal en turno”, añadió el funcionario del Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

Para cumplir el objetivo que se pone en marcha como prueba piloto, se liberó un pabellón en el complejo de reclusión que funciona en el mismo predio que la Jefatura de la Unidad Regional II. “Tiene capacidad para cien personas, con 50 celdas en las que en principio van a ingresar dos personas por celda”, informó Cococcioni.

El objetivo se enmarca en un operativo de traslado de detenidos alojados en comisarías y alcaidías policiales que se inició este martes y que se prolongará hasta este miércoles en el que se transportan 284 presos de los departamentos Rosario, San Lorenzo, Constitución, Caseros, Iriondo y Belgrano al penal de Piñero. La única excepción es el departamento General López, en el extremo sur santafesino.






Comentarios