El proyecto presentado en la Legislatura provincial apunta a reducir la violencia en los estadios durante los partidos.


Pocos días después de los graves incidentes que se registraron en el clásico rosarino, la Cámara de Diputados de Santa Fe analiza un proyecto para obligar a que todos los espectadores estén sentados en los estadios de los clubes que compiten en la Primera División y el torneo Nacional B de AFA.

La iniciativa fue impulsada por Eduardo Di Pollina, del Partido Socialista (PS), quien destacó entre sus argumentos que la medida figura entre “las recomendaciones de la FIFA para asegurar la integridad de las parcialidades”. En el mismo sentido propuso que las canchas tengan sectores delimitados y butacas numeradas, “de tal forma que sea sencilla tanto la ubicación como el reconocimiento del usuario de turno”.

Siguiendo el objetivo de reducir los hechos de violencia que se reiteran en torno a los partidos oficiales de fútbol profesional, el legislador llegó a afirmar: “Está comprobado que la posición del sentado conlleva a conservar la tranquilidad que una persona parada acodada a otras e incómoda no podrá contener”.




Comentarios