El ataque ocurrió el 6 de mayo y tras las pesquisas secuestraron teléfonos celulares.


Las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) irrumpieron este miércoles en uno de los pabellones de la Unidad Penitenciaria N° 11 de Piñero y secuestraron teléfonos celulares de una serie de detenidos.

La media se instrumentó luego de una denuncia de agresión a un joven alojado allí por parte de compañeros de pabellón. Si bien no fue del todo confirmado por los responsables de ordenar el allanamiento, la golpiza en cuestión sería la que quedó grabada y fue virilizada en los últimos días a través de las redes sociales.

El interno agredido, cuyas iniciales son F. M., denunció a sus compañeros del pabellón 14 de Pïñero el 6 de mayo y el caso fue tomado por el Ministerio Público de la Defensa Penal.

Fuer allí que la defensora pública adjunta de la Defensoría Regional de la 2° Circunscripción Judicial (Rosario) , Alejandra Paolini, solicitó en audiencia ante el juez penal del Colegio de Jueces de 1° Instancia, Hernán Postma, que ordene al Ministerio Público de la Acusación (MPA) investigar las agresiones recibidas por el interno F.M.

Fue la fiscalía entonces la que ordenó las pesquisas que derivaron en el secuestro de teléfonos celulares.






Comentarios