La joven recibió un balazo de goma en el ojo en la popular y dijo que los agentes dispararon "porque les causa placer".


Una estudiante de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) tiene comprometida la visión tras ser herida por una bala de goma durante los incidentes que se registraron en el cierre del clásico rosarino.

“Hasta que no se desinflame no me pueden dar un diagnóstico porque no se puede ver”, contó Giuliana Scolieri luego de la intervención de los grupos de combate en las tribunas la cancha de Newell’s. En este sentido, señaló que su cuadro clínico podría tardar “hasta 15 días” en confirmarse y que aún no hizo la denuncia por el episodio.

Consultada por la emisora LT8 sobre la agresión de los efectivos policiales, la joven afirmó: “Disparaban porque se ve que les causa placer. No vi a nadie cerca mío que haya arrojado nada“.

Si bien sostuvo que se asesorará sobre las acciones legales que puede iniciar ante la lesión que sufrió, Giuliana advirtió que “el problema acá es la impunidad que tiene la policía, no solamente en el contexto de un partido de fútbol”.

“Estaba en la popular baja, empecé a subir para salir y ya arriba de todo me di vuelta para mirar cuando me pegaron un balazo en el ojo. La versión oficial era que me habían tirado un ladrillazo”, recordó enojada la hincha de Newell’s. A pesar del episodio, aseguró que seguirá yendo a la cancha y apuntó: “Tampoco nadie habla de la provocación de los jugadores haciendo gestos que vimos todos y la culpa es siempre de los hinchas”.




Comentarios