Cada vez más consumidores de clase media adquieren estos productos, cuyas ventas se incrementaron 30% en un contexto de crisis.


La Municipalidad y el Centro Unión de Almaceneros extendieron hasta el 15 de julio la quinta etapa del Programa Precios Justos, que permite a los rosarinos adquirir productos básicos hasta 20% más baratos que los de primeras marcas. El éxito de la iniciativa fue tal que sectores medios y medios altos empezaron a adquirirlos, lo que disparó las ventas de estos artículos un 30%.

La inflación sigue por las nubes y los alimentos están incluso por encima del promedio. Con paritarias que se cierran muy por debajo de estos índices, el consumidor maximiza la búsqueda de productos económicos resignando la menor calidad posible. Y allí reside parte del éxito de Precios Justos, que duplicó la cantidad de artículos a la venta y de locales adheridos, llegando al centenar en ambas categorías.

Una canasta básica con Precios Justos permite ahorrar hasta un 20%

Cuando arrancamos esta quinta etapa, los precios de los productos del programa estaban 10% más barato. Ahora la diferencia ya es del 20% y la gente lo nota, porque los compra mucho más”, comentó Juan Milito, titular de la Unión de Almaceneros, y agregó que en el último tiempo se incorporaron unos 20 locales de Villa Gobernador Gálvez.

En diálogo con Vía Rosario, destacó que el aceite, la yerba y el arroz son los más demandados porque “se venden a los precios más económicos del mercado”. En menor medida, pero también muy requeridos son el tomate, los artículos de limpieza y las golosinas. “Salvo en estos últimos casos que vienen de cadenas nacionales, en su mayoría son emprendedores o pymes locales las que nos abastecen con productos buenos y económicos, lo que vale doble porque también se ayuda a la mano de obra de la región”, destacó.

La iniciativa articulada con pymes y emprendedores locales tendrá vigencia por cinco días más. (Prensa)

Milito señaló que la demanda ya no es solo de gente humilde, sino que también abarca a otros sectores sociales. “Gente de clase media, profesionales y jóvenes estudiantes están muy atentos a cada lanzamiento porque la diferencia de precio es realmente importante”, apuntó.

Hasta el 15 de julio seguirá el actual régimen, y la segunda quincena habrá un impasse donde se revisarán precios (por la inflación) y productos (por la estación), para el lanzamiento los primeros días de agosto de la sexta etapa. “La idea se seguir sumando proveedores y variedad”, adelantó.






Comentarios