El ministro de Desarrollo Social de Santa Fe aseguró que "a los comedores sociales concurre gente que antes no lo hacía".


Ya desde mediados de 2016 el gobierno de MIguel Lifschitz advirtió sobre un repunte de la demanda social en diferentes regiones de la provincia. Este lunes, el ministro de Desarrollo Social insistió el remarcar el fenómeno.

“Se incrementó un 30 por ciento la demanda de ayuda social sobre todo en comedores y copas de leche“, afirmó este lunes Jorge Álvarez, al frente de la cartera.

La preocupación alcanza sobre porciones de la población que hasta algunos meses no necesitaban acercarse a un comedor para alimentarse. 

“Hemos detectado que los sectores medios-bajos que antes no pedían asistencia del estado, y grupos que habían dejado de requerir alimentos ahora han regresado“, mencionó Álvarez.

“Entre los factores que agudizaron las dificultades en la economía de las familias está el proceso de inflación, el panorama recesivo y la existencia de sectores informales”, puntualizó.






Comentarios