Su hija y su yerno recibieron siete años. Se los investigaba por encabezar una banda de narcotraficantes.


La Justicia federal de Rosario condenó este martes a ocho años de prisión a Rosa Caminos, investigada por tráfico de drogas. Además le impusieron 7 años a la hija de Caminos, Joana Marisel César, y al marido de ésta, Rodrigo David Benítez. En tanto, los otros seis acusados fueron condenados a entre 6 y 3 años de cárcel.

La decisión se dio a conocer en el cierre del debate presidido por el Tribunal Oral Federal (TOF) 3, integrado por los jueces Eugenio Martínez Ferrero, Osvaldo Facciano y Ricardo Vásquez,

La mujer de 49 años fue señalada como organizadora del comercio de estupefacientes a través de una red de puntos de venta al menudeo en barrio Tablada.

En ese territorio operaba Alexis Caminos (21), hijo del fallecido ex líder de la barra brava de Newell’s, quien mantuvo en los últimos años una disputa armada con otra banda liderada por la familia Funes. Como resultado de ese enfrentamiento hubo al menos una decena de homicidios.

Alexis Caminos está en prisión preventiva por diferentes crímenes.

El joven condenado por homicidio cuando era menor también está bajo sospecha por otros crímenes, pero quedó fuera de la causa a cargo del fiscal Federico Reynares Solari. El funcionario había solicitado la pena de 10 años de prisión para la hermana de “Pimpi”.

“Es una organización en la que Rosa Caminos manejaba todo, luego seguía el círculo más íntimo de su pareja y sus hijos y, por debajo, estaban los vendedores barriales”, le dijo el fiscal a Télam.

El represante del Ministerio Público afirmó que se trataba de una banda “bien barrial”, aunque el juez de primera instancia había señalado en el procesamiento de 2016 que se trataba de una “organización de estructura ciertamente compleja”.

En el alegato de cierre, Reynares Solari pidió 9 años de reclusión para el marido de Rosa, Rubén Alberto César; 8 años para la hija de ambos, Joana Marisel César; e igual monto de pena para el marido de esta última, Rodrigo David Benítez. A estas personas las ubicó en “un escalón por debajo” de la jefa para ejecutar sus órdenes y distribuir la droga.

Para el resto de los imputados se habían solicitado penas de entre 6 y 8 años. En esa lista figura, Jair César, otro hijo de Caminos, José Luis JofreClaudio Daniel Flores, Gustavo Daniel HerreraAntonela Agüero, señalada como la proveedora de los estupefacientes.






Comentarios