Los principales dirigentes de la provincia se sumaron a las muestras de apoyo luego del ataque contra Shlomo Tawil.


La golpiza que sufrió un rabino rosarino este domingo a la noche generó un aluvión de contundentes muestras de repudio de parte de la clase dirigente política de la ciudad y la provincia. En esa lista se anotó además el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien manifestó: “No podemos permitir estas expresiones de odio en nuestra sociedad”.

“Acompaño a toda la comunidad judía y reafirmo mi compromiso de continuar trabajando por una Argentina plural e inclusiva”, expresó este lunes el funcionario a través de su cuenta de Twitter sobre el ataque antisemita que incluyó insultos y puñetazos hacia Shlomo Tawil.

En la misma línea se manifestaron los tres candidatos a gobernador en el transcurso de la jornada mientras encaran la recta final de la campaña para las elecciones del próximo domingo. “Tenemos que seguir trabajando entre todos por una Argentina y una Santa Fe en paz y convivencia”, afirmó el diputado provincial Antonio Bonfatti mediante un mensaje replicado por el actual mandatario Miguel Lifschitz.

El senador nacional Omar Perotti reclamó “paz y respeto”, mientras que el intendente de la capital, José Corral, agregó: “Esto es parte de lo que tenemos que dejar atrás en Santa Fe para construir futuro”.






Comentarios