Lo canes fueron liberados por intervención de la Fiscalía. Estaban sin agua ni comida.


Hizo falta un oficio judicial para liberar a dos perros que estaban en un verdadero estado de abandono en una propiedad de calle Ocampo al 5000. Además, los dueños de los animales fueron citados a audiencia imputativa.

Fue a partir de una denuncia que se hizo en la Fiscalía que se logró el la autorización para ingresar a la vivienda y constatar el maltrato al que eran sometidos los animales que se encontraban desnutridos, sin agua ni comida y bajo las inclemencias del tiempo.

Los efectivos constataron el mal estado de los canes y se procedió al secuestro de los mismos con autorización de la fiscal Mariela Oliva y posterior traslado al Instituto Municipal de Salud Animal (IMUSA).

Además, la fiscal Oliva ordenó que los propietarios sean citados para el día 24 de mayo a las 9 de la mañana al Centro de Justicia Penal para una audiencia imputativa en libertad al tratarse de un caso de evidente maltrato animal.






Comentarios