Los peritajes judiciales determinaron que hay bacterias coliformes hasta la desembocadura del río Suquía, a 190 kilómetros de la planta cloacal de Bajo Grande, y en Laguna del Plata; pero no aguas adentro de Mar Chiquita.


Después de la gran repercusión que tuvieron los primeros resultados de los análisis realizados en Laguna del Plata, el estuario donde desemboca el río Suquía antes de llegar a la laguna Mar Chiquita– en la región de La Para; se encargaron nuevos peritajes judiciales tomándose muestras en tres puntos de la Laguna.

El estudio requerido por la Justicia Federal confirmó que existen bacterias coliformes en el lugar señalado por el Dr Hugo Pizzi, pero descartó que la contaminación llegue a la Laguna.

Así se reafirma que los efluentes cloacales de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Bajo Grande en la ciudad de Córdoba, contaminan todo el cauce del río Primero, constituyendo un verdadero desastre ecológico. Por eso mismo, Pizzi había expresado la necesidad de que los gobiernos municipales prohíban bañarse y consumir todo producto obtenido de la pesca en el río.

El río Suquía está muerto, y aunque se trabaja en la planta de Bajo Grande, su óptimo funcionamiento llevará años, lo que deja menos chances de poder revertir la situación ambiental en el lecho del río Primero, más aún si se tiene en cuenta, que las denuncias a la Estación Depuradora llevan 15 años en la justicia.

Los análisis realizados por el Centro de Química Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba demostraron la presencia de 43 bacterias Escherichia Coli cada 100 milímetros en Laguna del Plata, y de 3.6 coliformes fecales; sobrepasando los niveles máximos de contaminación permitidos.

Comparando este último estudio realizado en septiembre al encarado por el Dr Pizzi hecho en junio, se notaron valores inferiores ahora, por lo que podría haber un factor estacional que influya en la contaminación.

Además los especialistas dejaron bien en claro que de los tres puntos en los que se tomaron las muestras: uno en la desembocadura del río Suquía, otro en la Laguna del Plata y su unión con Mar Chiquita; y el otro dos kilómetros adentro del espejo de agua; solo en este último punto aguas adentro “no hubo formas viables de indicadores de bacterias”, sostuvo el biólogo Ricardo Toselli a cargo del estudio.

Con estos resultados, fueron imputados ocho funcionarios de la Municipalidad de Córdoba. Ahora resta determinar si la investigación seguirá en la órbita federal o si pasará a los tribunales provinciales.




Comentarios