Integrantes del Grupo ProVida Río Primero se expresaron después de haber visto participando de una convocatoria local, a la intendente electa, Cristina Cravero, junto a un grupo de mujeres a favor del aborto.


Cristina Cravero, intendente electa de Río Primero, participó de la convocatoria Ni Una Menos, que también tuvo su expresión en la localidad, organizado por un grupo de jóvenes mujeres, el 3 de junio. Su participación fue cuestionada a través de las redes sociales por integrantes del Grupo ProVida local.

La actitud del grupo se fundamenta en que antes de los comicios, habían enviado una nota a cada uno de los tres candidatos a la intendencia, pidiendo conocer su postura sobre el aborto, donde “se expresó católica, de valores y a favor de la vida”, detallaron desde ProVida agregando que “no concuerda con su apoyo en esta imagen”, por la foto junto a las mujeres de pañuelos verdes.

Lo cierto es que la manifestación se llevó a cabo en el marco de la convocatoria nacional del 3 de junio, bajo la consigna Ni Una Menos. “Adherimos pero no sólo debe ser Ni Una Menos sino Nadie Menos”, sostuvieron desde ProVida y agregaron: “Debería haberse incluido también en la misma, fotos de la bebé Esperanza de Jujuy, por ejemplo, que fue asesinada por las presiones abortistas que obligaron al Estado a sacarla del vientre antes que esté en condiciones de sobrevivir agonizando a los cuatro días hasta su muerte, como si este acto borrara la violación sufrida o reparara algo en la víctima. Ella también era una femenina asesinada”, expresaron.

Desde el Grupo además cuestionaron a “las pañuelos verdes” con la convocatoria “legítima de Ni Una Menos”, argumentando que “deberían tener en cuenta que tanto Chiara Páez como Ángela Rawson, asesinadas, por quienes se inicia la convocatoria, eran ProVida, y sus madres piden que no se relacione la marcha con el aborto ya que lo consideran una contradicción”.

Consultada la mandataria electa, quien asumirá su cargo en diciembre, recordó que contestó la carta que le enviaron antes de los comicios, respondiendo “con dos posturas: una de manera orgánica respetando las leyes, y otra personal, explicando que soy católica prácticante, por ende defiendo la vida”.

Cravero lamentó la “intolerancia” y comentó que fue invitada a participar de un debate sobre el tema Ni Una Menos. Llegó al cierre de la jornada y se le pidió que dijera unas palabras. “Les dije que estaba en contra de cualquier tipo de violencia, no sólo la que se ejerce hacia la mujer sino también hacia los niños, jóvenes, adultos y ancianos, tanto hombres como mujeres. Después nos sacamos una foto donde también estaba un grupo de chicas con pañuelos verdes y otra con naranja, y nada más”, explicó.

La funcionaria se mostró molesta por la actitud del Grupo, y disparó: “El grupo ProVida en lugar de hablar e interiorizarse en cómo se dieron los hechos, empezaron a pronunciarse en los medios sin ningún tipo de responsabilidad hacia las personas a las cuales se dirigen”, puntualizó.






Comentarios