A un mes de la desaparición física del exgobernador, la diputada nacional habló y contó qué pasó esa noche de sábado, donde ella venía a pocos minutos detrás de él. 


Este lunes, se llevaron a cabo varias ceremonias en distintos puntos de la provincia para recordar al exgobernador José Manuel de la Sota, a un mes de su fallecimiento como consecuencia de un accidente de tránsito en la ruta 36.

En el principal recordatorio, donde estuvieron presentes las hijas del exmandatario y el gobernador, Juan Schiaretti, también se encontraba su expareja, Adriana Nazario.

“Encontrarlo muerto en la ruta fue muy triste, yo iba con mis hijas 10 minutos atrás”, dijo. “El quería un país mejor”, aseguró. “Pido a todos que recen por su alma”, remarcó la diputada.

Cabe recordar que compartió las últimas horas con De la Sota, luego de una reunión con amigos. Nazario viajaba a Córdoba para un viaje que tenía programado, mientras que el exgobernador iba a visitar a una de sus hijas.

De la Sota falleció tras impactar de atrás contra un camión a poca distancia del cruce Altos Fierro de la ruta 36. Nazario llegó pocos minutos después en su auto y se encontró con ese panorama.

En Río Cuarto, el oficio religioso se llevó a cabo en la iglesia San Pantaleón de Banda Norte, allegados, amigos y militantes peronistas participaron de la misa celebrada por el obispo Adolfo Uriona.

Estuvieron el intendente Juan Manuel Llamosas, algunos miembros de su gabinete, Alberto Cantero y otros referentes peronistas.

Por otra parte el obispo Uriona agradeció a De la Sota por todo lo que hizo por la iglesia, el país y la provincia.

Dijo “que ante el misterio de la muerte los cristianos creemos en la resurrección y nos vamos a reencontrar con José Manuel”.






Comentarios