Paz Bernal tiene ocho años y es de Río Cuarto. "Espero nunca dejar de leer así, imaginar, divertirme y comprender", dice.


¿Qué es la lectura para mí?

Para mí no se trata de lectura sino de leer. Leer es un mundo en el que uno se mete a través de los libros. Leer es un mundo de diversión, imaginación, pero sobro todo de comprensión. Pero… ¿qué significa esto?: diversión, porque uno leyendo ríe cuando ve lo que pasa en un libro divertido o simplemente se divierte leyendo distintas historias. Imaginación porque uno no sólo ve las imágenes y lee la historia, sino que la imagina. Y nos queda una sola, comprensión, esto significa que uno no puede leer una historia sin entenderla, una no puede divertirse sin entenderla y uno no puede leer una historia sin saber imaginarla; pero sobretodo uno no puede leer una historia sin comprenderla.

El texto que encabeza esta nota es de Paz Bernal, una nena de ocho años que está entre los más lectores de Argentina. La pequeña es de Río Cuarto y está entre los 24 niños seleccionados por cada provincia para la celebración nacional de la lectura.

La iniciativa llevada a cabo por la Fundación Leer premiará con una entrega de libros a aquellos chicos que más leyeron en el sitio web Leer 20-20 El Desafío, una propuesta que tiene como objetivo que cada niño lea como mínimo 20 libros de literatura en un año, a través de lecturas en línea a las que pueden acceder de forma gratuita y ganar medallas por libro leído.

En la semana de la 17ª Maratón Nacional de Lectura que este año será el 27 de septiembre,  cada uno de los 24 seleccionados recibirá libros de regalo y será reconocido por su labor. Todos tienen más de dos 

Todos los ganadores tienen más de dos desafíos cumplidos, habiendo leído más de 40 libros; en algunos casos ya van por el noveno desafío con más de 100 libros leídos.

Y entre los que cumplieron con los desafíos está Paz, quien además enorgullece a sus papás con su accionar. “Cuando Paz se enteró de la noticia de haber sido distinguida, lo que más la entusiasmó fue la idea de que va a recibir nuevos libros.
En casa estamos muy contentos y orgullosos por su distinción”, indica la mamá de la pequeña.

“Me gustan mucho las historietas y los libros de misterio, terror y aventuras. ¡De ellos saco historias nuevas, dibujos nuevos e incluso comics!”, relata la nena.

Y agrega: “Cuando me meto en un libro me cuesta salir porque me divierte mucho y fortalece mi vista, mi escritura y mi imaginación; leyendo imagino personajes y lugares nuevos. Espero nunca dejar de leer así, imaginar, divertirme y comprender“.

Su amor por los libros también hizo que sus hermanos más pequeños se sintieran atraídos por la lectura y hoy, en su casa los libros andan por todos lados y nunca son suficientes.

“El contacto de Paz desde tan chiquita con los libros hizo que ella los disfrutara cada vez con más entusiasmo. Al principio (cuando no sabía leer) pasaba horas simplemente observando las ilustraciones, hasta que llegó el día en que el que pudo sumergirse en el maravilloso mundo de los cuentos y las historias y fue tan satisfactorio que creo que siente atracción por cualquier tipo de libro que se le cruza en frente”, cuenta la mamá.

Y cierra: “Buscabamos que los chicos en casa no se perdieran la aventura de la lectura, más aún frente a las tentadoras propuestas a todo tipo de pantallas que hoy existen. Queríamos que los libros estuvieran siempre disponibles para ellos, sin importar si a veces terminaban todos rotos o manchados. Con el tiempo aprendieron a quererlos y cuidarlos”.




Comentarios