Se trata del hombre que fue juzgado y dejado en libertad por violar a su hijastra. Incumplió la orden de restricción, volvió a su casa y agredió a su ex y su hija de 5 años.


Un caso que movilizó a todo el sur de la provincia de Córdoba tras la decisión tomada por un juez de esa ciudad volvió a tener derivaciones insólitas y que generaron indignación en la comunidad.

El protagonista de esta historia es Telésforo Uño Flores, el hombre acusado de golpear con una correa de camión y abusar de su hijastra de 10 años.

Había recibido una condena leve en la Cámara Segunda del Crimen y quedó libre.

Policía de Río Cuarto.

Sin embargo, incumplió la orden de restricción y volvió a su domicilio donde habría actuado violentamente contra su ex pareja y su hija de 5 años.

El fiscal Javier Di Santo lo imputó de desobediencia y cuando fueron a detenerlo ya no estaba.

Desde la Justicia notificaron a Gendarmería para alertar sobre posible cruce de frontera.

Uño Flores es transportista y el año pasado, ya había declarado ingresos de 300 mil pesos mensuales.

Estela Larrarte, coordinadora de la SENAF, manifestó en diálogo con FM Gospel que acompañaron a la mamá de las niñas para efectuar la denuncia.

“Cuando tomamos conocimiento de la violencia de este hombre con la nena más chiquita comenzamos a intervenir. Hablamos con la mamá para que pudiera hacer la denuncia. La mujer tenía mucho miedo pero con el equipo técnico logramos que pudiera estabilizarse y realizara la denuncia”, indicó.

Agregó que “la nena más chica, que tenía 5 años, era la que contaba lo que sucedía en la casa. La SENAF presentó un informe que acompañó la denuncia. La nena más chiquita confirmó que recibía maltrato de su papá cuando salió de la cárcel”.




Comentarios