Erik Rebollo manejaba alcoholizado cuando se llevó por delante a una pareja que iba a bordo de una moto. El fiscal dio detalles del caso.


La ciudad chaqueña de Sáenz Peña fue el escenario en los últimos días de un indignante caso de locura al volante: un empleado municipal que manejaba ebrio atropelló y mató a una persona.

El hecho ocurrió el pasado 1º de septiembre, y desde ese momento Erik Rebollo se encuentra detenido, imputado por los delitos de “homicido culposo agravado” y “lesiones graves culposas agravadas en concurso”, según explicó este jueves el fiscal Marcelo Soto a Todo Noticias.

El hombre, que además es abogado, conducía borracho al momento de arrollar a una pareja que viajaba en motocicleta. Como consecuencia de las gravísimas lesiones sufridas por el choque, José Ponce (28) perdió la vida, mientras que su novia, Marina Chamorro, continúa internada en terapia intensiva en el hospital local.

José Ponce, el joven que murió atropellado por un empleado municipal de Sáenz Peña. (Foto: Twitter)

Soto indicó que la situación de Rebollo se definirá la semana que viene. La misma parece complicada, ya que el test de alcoholemia indicó que al momento del siniestro el acusado tenía 1,09 gramos de alcohol en sangre, lo cual constituye un dato agravante para la causa.

Otro factor que complica al ex funcionario municipal es la velocidad a la que se desplazaba cuando se llevó por delante a las víctimas: 86 kilómetros por hora (la mínima permitida en esa zona es de 40 km/h). Además, era un día lluvioso, por lo que la calzada estaba mojada, y se trataba de una calle céntrica rodeada de establecimientos educativos.

En un video del momento del accidente, difundido en las redes sociales, se observa a Rebollo insultando e increpando al hombre que agonizaba bajo su camioneta, culpándolo por lo sucedido. El material se viralizó y provocó un repudio generalizado, que ha desencadenado en los últimos días en marchas pidiendo justicia por la víctima fatal.

ADVERTENCIA​: Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad.




Comentarios