Las altas temperaturas provocaron que en varios barrios de Resistencia aparecieran serpientes, arácnidos y hasta algún yacaré.


Los especialistas de la Fundación Refugio Salvaje confirmaron la información. En las últimas dos semanas se intensificaron los casos de animales silvestres, en su gran mayoría reptiles, que aparecieron en zonas urbanizadas de la capital chaqueña. En declaraciones a Radio Facundo Quiroga, Lucas Monzón, director de la fundación explicó que “las altas temperaturas y la escasez de agua en recursos naturales como lagunas y el río Negro generan que estos animales busquen instintivamente aquellos lugares donde sienten que pueden conseguir recursos para afrontar el verano”.

Monzón reconoció que “en estos días calurosos estamos saturados de pedidos de ayuda porque la gente se asusta cuando vé animales silvestres, sobre todo si se trata de reptiles. Creo que eso obedece a la poca información y la influencia de películas o series televisivas que infunden temor por los reptiles. Nosotros le pedimos que tengan paciencia. Somos una entidad civil con recursos limitados. También pueden acudir a la Dirección de Fauna de la Provincia, porque muchas veces se dan dos o tres casos en simultàneo”.

Monzón reconoció que “en estos días calurosos estamos saturados de pedidos de ayuda porque la gente se asusta cuando vé animales silvestres, sobre todo si se trata de reptiles”.

Desde hace varios años, esta Fundación Refugio Salvaje se fue forjando un prestigio por dedicarse al rescate de animales del Área Metropolitana de Resistencia. Por eso, cuando ellos piden que los vecinos no ataquen a víboras, lagartos, arácnidos o yacarés, entre otras especies que aparecieron en los últimos días, logran una buena respuesta de la comunidad.

Monzón reconoció que cerca de un barrio en Colonia Benitez apareció un yacaré de más de un metro y medio. En Resistencia, dentro de un domicilio, apareció una culebra que si bien era inofensiva, tenía colores llamativos y eso generó alarma. Después encontramos una boa curiyú en baño de una casa. En todos los casos, son animales que ante el calor intenso y la escasez de agua en lagunas y hasta en el río Negro, buscan donde conseguirla en zonas urbanizadas, explicó el titular de la fundación.




Comentarios