Además se multó a otros 23 por no respetar el semáforo, en pleno control municipal.


El municipio de Resistencia realizó diferentes controles de documentación, uso del cinturón de seguridad, luces, utilización del casco protector en motociclistas, y el respeto al semáforo luz roja en distintos puntos de la ciudad los que arrojaron un saldo de 52 vehículos secuestrados por diferentes faltas.

Los dispositivos de control fueron implementados por la Dirección General de Tránsito, dependiente de Secretaría de Gobierno y la Subsecretaría de Transporte, con el fin de prevenir siniestros viales y concientizar a los automovilistas sobre la necesidad de cumplir con las principales medidas de seguridad.

Entre sábado y domingo por la madrugada, un total de 31 motos y 21 autos, fueron removidos al corralón municipal. Otros 23 vehículos fueron multados por no respetar el semáforo, en pleno control municipal.

Los controles estuvieron ubicados en calles Juan B. Justo y Frondizi. Mientras un nuevo grupo de motoristas de Tránsito, junto a la Guardia Comunitaria y la Policía Caminera, estuvo apostado frente al Parque de la Democracia.

A fin de reforzar la seguridad vial en la ciudad, los uniformados realizaron un amplio recorrido por el micro y macrocentro, despejando plazas y lugares de esparcimiento público, sectores que en muchos casos son utilizados como pista de carreras.






Comentarios