El sábado fue sometido a una intervención quirúrgica que duró más de ocho horas. "Tiene la fuerza de un león", dijo su padre.


Valentino Bejarano, el niño chaqueño que el pasado sábado recibió un trasplante de corazón, evoluciona favorablemente y se encuentra en proceso de tratamiento farmacológico para que su cuerpo no rechace el órgano.

Así lo detalló su padre, Julio quien explicó además que tras la operación, la cual duró cerca de ocho horas, el niño se encuentra de “muy buen ánimo y con toda la fuerza del león”. “Recién salgo de terapia intensiva y es sorprendente como evolucionó”, dijo a Radio Facundo Quiroga.

Mencionó además que la noticia les llegó el viernes por la tarde cuando se encontraba en la localidad de General Vedia, de donde es oriunda la familia. “Estábamos hablando con mi esposa, quien estaba en Buenos Aires, por celular cuando le ingresó la llamada del Instituto”, recordó.

“El corazón artificial al cual estaba conectado Valentino estaba teniendo fallas en una de sus válvulas y ese mismo día pensaban en cambiar el aparato, pero el llamado fue para decirnos que había aparecido el donante”, precisó el padre del niño.

A su vez no pudo dejar de hacer referencia a la dramática situación que atraviesa la localidad en la cual viven que el último fin de semana sobre la rotura de sus defensas lo que produjo que las aguas del Río Paraguay ingresarán en varios barrios.

“Estamos con emociones encontradas debido a la crítica situación que atraviesa Vedia ya que el mismo viernes, horas antes de recibir la noticia de la aparición del donante, estaba ayudando a vecinos a juntar sus cosas”, dijo.






Comentarios