Los fiscales y jueces recorrieron los terrenos y vehículos incautados por la Justicia.


Durante una hora y media, jueces, fiscales y defensores de la causa “El Embrujo” recorrieron en caravana las propiedades inmobiliarias y los vehículos secuestrados de la posible banda liderada por Diego Correa que habría adquirido con dinero robado al Estado.

El operativo fue pedido por los fiscales de la Unidad Anticorrupción Alex Williams y Omar Rodríguez. Su objetivo fue que los jueces Marcela Pérez, Ricardo Rolón y Alejandro Soñís verificaran en persona y en el terreno los datos que hasta ahora sólo se habían reflejado en declaraciones, documentos y fotos. Se busca saldar la discusión sobre el valor real del patrimonio embargado para la acusación que ronda los $45 millones.

Parte de la flota de los vehículos incautados a los imputados dentro de la causa.

Tras abrir la audiencia en la Oficina Judicial de Rawson fue hacia Trelew, los fiscales dirigieron la caravana judicial ya que son los únicos que conocían todas las locaciones. Por otra parte, el defensor Fabián Gabalachis pidió que el fiscal Williams no aportara la tasación de cada bien para no condicionar a los jueces, y se limitara a indicar cuál era cada uno. El tribunal le dio la razón.

La recorrida comenzó por la chacra que Diego Lüters adquirió en una zona aledaña a la toma de agua que Servicoop de Puerto Madryn posee en el río Chubut, en la zona sudeste de Trelew. Habría pagado un millón de pesos en efectivo. Luego observaron dos terrenos comprados en el barrio San Benito 2 en una esquina y un baldío con fondo separados por 150 metros.

Los fiscales pidieron que en caso de llegar a una condena los bienes pasen a manos del Estado.

Finalmente llegaron a la multimillonaria obra inconclusa del complejo médico de Mezeta Consulting junto a la sede de Gendarmería Nacional y frente a la Escuela N°752. Quedan los restos del movimiento de suelo e intactos, los cimientos de los subsuelos, todo protegido por una media sombra que los jueces corrieron para observar en detalle. Rolón fotografió cada lugar con su propia cámara. Y Pérez eligió tacos para chacras y baldíos.

En la sede de la Jefatura de Policía del Chubut, en pleno centro de Rawson se estacionan los vehículos secuestrados. El tribunal chequeó el estado de la Hyundai H1; también una Mercedes Benz GLK 300 que manejaba Natalia Mac Leod; una camioneta Hyundai Tucson 2.0 de Correa; la Volkswagen Amarok 2.0 que usaba Daniela Souza y un Ford Fiesta Kinetic de Diego Lüters.

La comitiva partió hacia Playa Unión para observar la propiedad más simbólica de la causa y cuya construcción manejó Correa en persona valuada en $8.600.000. Cuando lleguen los alegatos, los fiscales pedirán que todo el patrimonio se decomise y se convierta en bienes del Estado. Incluso los seis lotes de Lago Puelo que no fueron recorridos. La audiencia se dio por terminada en la vereda de la mansión. El juicio seguirá el martes a las 8:30 horas y se prevé que declaren dos testigos de los defensores y los fiscales exhiban la prueba documental. Según publicó Jornada.




Comentarios