"Una cosa es ser solidarios con los docentes y otra es ser boludos", afirmó Carlos Gómez, secretario adjunto del gremio.


Carlos Gómez, secretario adjunto del Sindicato del Petróleo y Gas privado del Chubut, justificó el despeje de la ruta que llevaron adelante el último miércoles integrantes de su organización “luego de innumerables reuniones donde intentamos convencer a dirigentes del gremio docente que los únicos perjudicados por la medida éramos nosotros, a quienes se nos descontará la mitad del sueldo“.

El dirigente sindical negó además que, durante el desalojo por parte de los petroleros en la madrugada, hubieran herido o golpeado a alguien. “De hecho, la consecuencia directa del paro es que vamos a cobrar un 50 o 40 por ciento del sueldo. La expectativa hoy (jueves), que es día de pago, ronda sobre cuánto nos van a descontar porque estuvimos soportando un piquete en la ruta de 20 días“, manifestó.

Remarcó además que, debido a los cortes al sur de Comodoro Rivadavia en las llamadas “rutas del petróleo”, las empresas que hacen logística a las operadoras no pudieron facturar y los trabajadores no pudieron cumplir con sus turnos de producción.

Docentes en la “ruta del petróleo”

El gremialista reconoció que “la última chance de que entiendan nuestra situación” fue la reunión que se realizó el martes pasado en el despacho del intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares.

“Ahí nos dijeron claramente que iban a seguir con los cortes hasta las últimas consecuencias y nuestros compañeros, en asamblea, nos dijeron ‘basta, vamos a pasar’, porque una cosa es ser solidarios con los docentes y otra es ser boludos“, definió.

Finalmente recordó que “no somos culpables nosotros que Chubut tenga ingresos por 2.800 millones y gastos por 4.400 millones para pagar 61 mil sueldos, entre ellos 16 mil jubilados”, sino que el aporte de 400 millones de dólares que hace la producción de petróleo a la provincia es “la gallina de los huevos de oro”.




Comentarios